Gracias a la vida, que nos ha dado tanto!

Hoy comienza un nuevo año, después de un año transformador, difícil, doloroso, que ha cambiado nuestra perspectiva de la vida, del mundo, de nuestra fragilidad y que ha afectado nuestras creencias más profundas, en todos los niveles y edades.


Quiero dejarles estas palabras de Vitoria Rodrigues, que las hago enteramente mías y vale la pena compartir. Es un largo agradecimiento que concentra la gratitud que creo que debemos sentir los que hemos sobrevivido este año, los que hemos podido mantener nuestra salud, nuestra familia, nuestros trabajos, nuestras casas y, en fin, que hemos podido mantener nuestro entorno más o menos estable o con cambios que nos hayan mejorado.

Aquí se las comparto:


“Ya terminó el año y sólo quiero hacer una cosa: agradecer y teletransportarme a la casa de todos mis hijos, familia y amigos para agradecerles por estar en mi vida.

Quiero mirar a los ojos de todos mis antepasados y agradecerles todo lo que hicieron para que yo esté aquí, ahora.

Quiero agradecer a todos los que fueron mis amantes por sus besos y todo lo que me compartieron.

A mi familia, por los abrazos que me dieron.

Agradezco a mis pies por cada paso dado y por no haber desfallecido nunca, a pesar de que a veces mis piernas no tenían fuerza para seguir caminando.

Agradezco a mis animales por su lealtad, a mis plantas por enseñarme que toda la abundancia tiene su técnica y que todos los frutos se cosechan a su tiempo.

Agradezco al tiempo por enseñarme que su paso todo lo cura y a la paciencia por ser la gran sanadora. Agradezco a las dificultades por enseñarme a resistir.

Agradezco a mis abuelos por darme a mis padres, agradezco a mis padres por todo lo que tengo, por todo lo que soy, incluidos mis hermanos. Y a mis hermanos por su complicidad.

Gracias a mis colegas, a mis socios, a todos mis maestros y profesores por su dedicación.

Y, al hablar de dedicación, quiero agradecer todos los trabajos que desempeñé, incluidos los que hice sólo por un sueldo para sobrevivir, porque esos fueron los que me dieron la fuerza para perseguir mi propósito y mis sueños y poder vivir haciendo lo que amo.

Y, al hablar de lo que amo, quiero agradecer mi terquedad por no haberme abandonado nunca y permanecer siempre conmigo para perseguir y correr detrás de mis sueños, que son los que hacen que cada día me despierte contenta y feliz. Porque el camino es largo y todavía hay tanto que hacer, tanto que compartir, charlar y escuchar.

Quiero agradecer a mi cuerpo por estar de pie, a mi cabeza y sus locuras por mantenerme en el camino, a mis ojos por dejarme ver cada detalle de esta vida, incluso los más amargos.

Agradezco, sobre todo a mi boca por no permanecer nunca callada incluso cuando está cerrada.

Y, por último y no menos importante, quería agradecer a la vida, en el 2020, más que otros años, porque nos mostró lo rara que es, lo invaluable que es y enseñarnos que no tiene precio aprender a vivirla.

Quiero desearles que, en el 2021, nuestras experiencias sean mejores y que sepamos ser, sobre todo, felices.”


¡Feliz año nuevo a todas!

46 views0 comments

Información

  • Instagram
  • Facebook

Obtén Actualizaciones Mensuales!

Enlaces

© 2023 by Woman PWR. Proudly created with Wix.comTerms of Use  |   Privacy Policy